Los derechos de los niños y niñas y la empresa: un llamado a la acción.

0

Fuente texto e imagen: Como usar los derechos del niño y principios empresariales: una guía para organizaciones de la sociedad civil – Save the Children – Marzo 17 2017

Para bien o para mal, queda claro que los niños y niñas y el sector privado tienen una relación importante, compleja y cada vez mayor. Sin importar si lo eligen o no, los niños y niñas se relacionan con las empresas como consumidores, familiares de empleados, trabajadores juveniles y miembros de las comunidades o entornos que albergan o apoyan actividades del sector privado. Los niños y niñas son actores clave para la empresa, no solo porque representan futuros empleados y líderes empresariales, sino porque se ven afectados por las actividades, operaciones y relaciones de la empresa en la actualidad.

Existe una creciente conciencia sobre el deber de la empresa de respetar y apoyar los derechos de los niños y niñas en sus operaciones cotidianas, cadenas de valor e interacciones con los mercados y las comunidades. No obstante, hasta la fecha, gran parte de la atención sobre las empresas y los derechos del niño se ha enfocado en la problemática singular de prevenir y eliminar el trabajo infantil. Pensar sobre los niños y niñas y las empresas, sin embargo, implica mucho más que revisar las prácticas y políticas de las empresas respecto de sus trabajadores juveniles.

También debe existir una sensibilización sobre las muchas maneras en que las empresas tienen contacto con los niños y niñas fuera del lugar de trabajo. Por ejemplo, la manera en que las empresas adquieren y usan la tierra y el modo en que interactúan e invierten en las comunidades en las que operan pueden asegurar que los niños y niñas crezcan y se desarrollen en entornos dinámicos y saludables. Las empresas pueden definir políticas amigables a la familia para ayudar a que los empleados adultos cumplan con el cuidado de sus hijos y las responsabilidades educativas, mientras al mismo tiempo brindan a los niños y niñas habilidades para la vida y programas de capacitación vocacional para complementar el aprendizaje en la escuela. Los productos y servicios que las compañías ofrecen a los niños y niñas les dan mayores oportunidades para promover y fortalecer los derechos del niño a la salud, recreación y no-discriminación, entre muchos otros. Algunas empresas podrían incluso tomar medidas para combatir graves vulneraciones a los derechos de los niños, lanzando iniciativas para prevenir y responder a los problemas que están en la mirada pública, como la trata y la explotación sexual.

Así como las empresas pueden constituir una fuerza para promover los derechos del niño, sin embargo, también pueden ocasionar o contribuir con las vulneraciones de estos derechos. Productos y servicios poco saludables e inseguros, contaminación y degradación del medio ambiente, y desplazamientos forzados pueden todos suponer amenazas serias para el desarrollo de los niños y niñas. Salarios insuficientes y expectativas imposibles en el lugar de trabajo dificultan las capacidades de las familias para velar por las necesidades de sus hijos, y solo sirven para perpetuar un ciclo de trabajo infantil, falta de educación y pobreza. En una escala mayor, algunas empresas podrían alimentar la corrupción del gobierno mediante actividades ilícitas, privar de algunos servicios públicos para niños y niñas al no pagar la participación justa de sus impuestos, o hacer lobby con legisladores para adoptar políticas que favorezcan el crecimiento corporativo a expensas de los derechos del niño.

Por todas estas razones, es importante que los derechos de los niños y niñas y las empresas no sigan siendo considerados como dos esferas separadas. Están inevitablemente unidos, y esto debe ser reconocido y aceptado si tanto los niños y niñas como las empresas quieren beneficiarse realmente de su relación. Se deben evitar los obstáculos y las vulneraciones, y se deben aprovechar las oportunidades para cooperar y remediar. Las empresas deben darse cuenta de que los derechos del niño no son opcionales ni dañinos, mientras los niños y sus defensores deben ver que pese al impacto de las empresas en las vidas de los niños, este impacto está lejos de ser inevitablemente negativo.

Para mayor información>

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This Campaign has ended. No more pledges can be made.